Mapa web
Youtube
Instagram
UNED

"Es urgente cambiar la Ley para dotar al poder judicial de una mayor independencia"

11 de julio de 2013

Narciso Martínez Morán, catedrático de Filosofía del Derecho de la UNED respondió algunas preguntas sobre la reciente subida de tasas y la necesaria reforma del sistema judicial. Dirige el curso de verano que celebra el centro asociado coruñés los días 10, 11 y 12 de julio en el centro penitenciario de Teixeiro.

Narciso Martínez Morán es catedrático y director del Departamento de Filosofía Jurídica en la Facultad de Derecho de la UNED. Durante los días 10, 11 y 12 de julio, dirige el curso de verano organizado por el centro asociado de la UNED en A Coruña, “¿Existe un derecho fundamental a la justicia gratuita?”, que se celebra en el centro penitenciario de Teixeiro.

P.- Sr. Martínez Morán, empezamos haciendo alusión directa al título de su presentación, ¿es la justicia realmente igual para todos?. ¿En qué casos no es igual?, o dicho de otro modo, ¿cuándo es la justicia discriminatoria?.

R.- "Una de las cuestiones centrales de la justicia consiste en que, para ser auténticamente justicia, debe ser igual para todos. Sin embargo, a poco observadores que seamos de la realidad, podremos darnos cuenta de que, en multitud de ocasiones, tal igualdad no existe por lo que podemos concluir que en tales situaciones la justicia es inexistente.. recordemos que ya para Aristóteles el fin último de la justicia es la igualdad, lo que implica tratar los casos iguales de igual manera y los casos desiguales de forma desigual.

Dicho esto será injusto todo tratamiento de situaciones que, siendo iguales se traten de forma desigual, y «a sensu contrario» será injusto el tratamiento de situaciones que siendo diferentes se traten de igual forma".

P.- En el escenario judicial actual y vistos algunos de los síntomas que padece la justicia, en su opinión, ¿qué está fallando o qué se está haciendo mal?.

R.- "Creo que la justicia española tiene problemas importantes. Por citar algunos –no todos y quizá no sean los más importantes-diremos que,

1º) Aunque la gran mayoría en su que hacer de impartir justicia lo hacen libremente y con total independencia, en los máximos niveles (Consejo del Poder Judicial y Tribunal Constitucional) existe gran dependencia del Ejecutivo. Es urgente cambiar la Ley para dotar al poder judicial de una mayor independencia.

2º) La justicia española adolece de graves deficiencias técnicas e informáticas. En los tiempos en que vivimos es inconcebible que no exista conexión informática entre los órganos judiciales. ¡Qué lejos está la justicia en este aspecto de las interconexiones fiscales de hacienda , o de la policía, por ejemplo. ¿Es la justicia la gran olvidada?. Hay que dotar a la justicia de sistemas informáticos modernos ya ctualizados, como los de la Agencia Tributaria, la policía o la Seguridad Social.

3º) Junto a la obsoleta tecnificación informática podemos afirmar que existen otras muchas carencias: precariedad de medios materiales y personales. En este último aspecto podemos afirmar que España está entre los países del mundo civilizado que tiene una menor proporción de jueces por habitantes. Y actualmente, debido a la crisis económica no se cubren o se retrasa enormemente la cobertura de las vacantes.

4º) Todo ello conlleva un enorme retraso en resolver los casos, lo que ratifica aquello de que una justicia lenta o con retraso no es justicia".

P.- Profesor Martínez Morán, ¿qué áreas son las más necesitadas de cambios en la arquitectura actual judicial?.

R.- "De lo que acabo de decir se deduce que es urgente:

Despolitizar la justicia. Una justicia que no es independiente no merece ser llamada justicia.

Es urgente interconectar todos los juzgados, oficinas y servicios judiciales para agilizar la solución de los problemas y conocer la situación de los diferentes juicios en que están incursos algunos ciudadanos.

Y es urgente que los jueces se dediquen a impartir justicia y no hacer política o ideología desde su situación de jueces, de tal manera que las sentencias sean diferentes o desiguales según que los juzgados sean afines o no ideológicamente".

P.- La norma objeto de estudio en el curso de verano que nos ocupa, la Ley 10/2012 de 20 de noviembre, nace -presumiblemente- como herramienta garantista para un sistema gratuito de justicia y como medio disuasorio para aquellos demandantes recurrentes.. ¿Qué opinión tiene de la norma y sus consecuencias?.

R.- "Debemos saber todos que la justicia no es gratis. Cuesta mucho dinero y alguien tiene que pagarla. O la pagamos los ciudadanos con nuestros impuestos o la pagan los que necesitan acudir a ella o existe un sistema de copago.

Sobre esta cuestión muchos se rasgan las vestiduras y hacen demagogia y hablan de la justicia gratuita como derecho individual. Yo tengo mis dudas.

Y dicho esto quiero centrar el problema. Quien pueda pagar los servicios de la justicia debe hacerlo. Yo no tengo que pagar con mis impuestos servicios de personas que puedan asumir ellas los gastos del servicio que necesitan como consecuencia de sus actos.

Pero entiendo que puesto que existe un derecho a la justicia, los gastos de ésta deben ser cubiertos por el estado, y por tanto a costa de los impuestos de los ciudadanos, para aquellos que no tienen medios para exigir el cumplimiento de aquello a lo que tienen derecho. De aquí que debe haber un sistema de justicia gratuita para quien no tenga medios.

Evidentemente la ley debe ajustarse a un sistema justo de tasas. Ese es el verdadero problema. Al mismo tiempo debe servir como disuasión para quienes, abusando de la gratuidad o del bajo cobro, no del bajo costo, se convierte en un profesional de las causas en los tribunales".

P.- Para finalizar, profesor Martínez Morán, ¿cuál sería la reforma inmediata y necesaria a la que sometería Ud. al actual sistema judicial?,¿cuáles serían las consecuencias visibles de mejora tras esa reforma?.

R.- "La gran reforma, primera y principal sería una ley de auténtica independencia del poder judicial y el fomento de jueces que juzguen con la leyen la mano y no con la política o la ideología de grupos. Crear un sistema de jueces auténticamente profesionales y despolitizados."

Fotografías: Narciso Martínez y Ángeles Amor, coordinadora de extensión universitaria UNED en el campus noroeste y coordinadora del curso de verano.

Para cualquier cuestión relativa a esta noticia enviar un correo electrónico a comunicacion@a-coruna.uned.es

narcisommyangelesamor
Educación, 3 15011 A Coruña - (A Coruña). Tel. 981 14 50 51 info@a-coruna.uned.es