Mapa web
Youtube
Instagram
UNED

"El objetivo fundamental de la creación de los módulos de respeto ha sido la mejora de las técnicas de tratamiento del recluso, orientadas a su rehabilitación"

20 de junio de 2016

José Ángel Brandariz impartirá la ponencia "Los módulos de respeto. Nuevas perspectivas de resinserción" durante el curso de verano que se celebrará en Teixeiro los días 6, 7 y 8 de julio.

Los próximos 6, 7 y 8 de julio, el Centro Asociado desarrollará el curso "Las nuevas vías de reinserción: módulos terapéuticos y módulos de respeto", en la sede del Centro Penitenciario de Teixeiro. La actividad, que se enmarca dentro del programa que oferta anualmente la UNED en sus Cursos de Verano, se distribuirá a lo largo de seis ponencias y dos mesas redondas. Profesionales de reconocido prestigio en el sector tratarán de abordar la realidad de la reeducación y la reinserción social, como punto de partida de una evolución positiva de las personas encomendadas en una institución penitenciaria. 

José Ángel Brandariz García es profesor titular de Derecho Penal y Criminología en la Universidad de A Coruña, y ha desarrollado su labor docente e investigadora fundamentalmente en cuestiones de penalidad, Derecho penal y sistema punitivo. En la última etapa, su trabajo se ha centrado especialmente en cuestiones de políticas penales, control de la inmigración, gerencialismo en materia de penalidad y control social y economía política de la pena. El profesor Brandariz García ha publicado (como autor o editor) casi una veintena de libros, así como un centenar de artículos académicos y capítulos de libros, fundamentalmente en español, pero también en inglés, francés, italiano, portugués y gallego. Sus libros más recientes son El modelo gerencial-actuarial de penalidad (Dykinson, 2016, en prensa), Prácticas y políticas de control migratorio (con Marta Monclús Masó, Didot, 2015), El gobierno de la penalidad (Dykinson, 2014) y Sistema penal y control de los migrantes (Comares, 2011).

El profesor Brandariz ha sido investigador visitante en una pluralidad de universidades internacionales, entre ellas las de Chicago (EE.UU.), Freiburg (Alemania), Buenos Aires (Argentina) y Milano (Italia). Además, ha impartido conferencias y docencia en universidades de una quincena de países europeos y americanos.

¿Con qué objetivo se crearon los módulos de respeto?

"El objetivo fundamental de la creación de los módulos de respeto (MdR) ha sido la mejora de las técnicas de tratamiento del recluso, orientadas a su rehabilitación. Si bien, en la medida en que se trata de un programa que incide sobre las formas de convivencia en prisión, los módulos de respeto operan también sobre la mejora de las condiciones de la vida penitenciaria, su objetivo básico es de carácter rehabilitador". 

¿Cuándo se empezaron a implementar? En la actualidad, ¿disponen de módulos de respeto todas las prisiones españolas?

"Los MdR comenzaron con una experiencia pionera en el centro penitenciario de Mansilla de las Mulas (Castilla-León) en 2001. Los buenos resultados del programa piloto condujeron a su progresiva generalización, a partir de 2007. Los últimos datos disponibles muestran que existen MdR en la práctica totalidad de los centros penitenciarios competencia de la Administración general del Estado. El sistema penitenciario catalán no tiene, en puridad, MdR. No obstante, de forma más reciente que en el caso del sistema competencia de la SGIP, se ha puesto en marcha un programa muy semejante a los MdR, llamado “módulos de participación y convivencia”, a partir de un esquema piloto en el centro penitenciario de Lledoners". 

¿Cómo se estructura el funcionamiento de un módulo de respeto?

"Un MdR está estructurado, sustancialmente, desde la perspectiva de fomentar la participación del recluso en la gestión de la vida carcelaria, como modo de incentivar su autonomía y su autorresponsabilidad. Esos objetivos se persiguen, entre otras técnicas relevantes (como el protagonismo de la evaluación constante del recluso), mediante la puesta en marcha de diversas estructuras de organización de la vida carcelaria, que pretenden fomentar la participación del recluso: en sustancia, se trata de las asambleas (diaria y de responsables), de las comisiones y de los grupos de trabajo o tarea".  

¿Y su diferencia frente a un módulo convencional?

"Al menos en alguna etapa de su desarrollo, el programa de los MdR ha tenido una clara voluntad de generalización a la amplia mayoría de los reclusos. Ello ha conducido, dada la heterogeneidad de la población penitenciaria, a establecer diversas modalidades de MdR, lo cual ha sido formalizado, fundamentalmente, por la Instrucción 18/2011 de la DGIP. Con ello, se ha perdido una distinción neta entre dos modelos de organización de la vida penitenciaria (MdR y módulo convencional), en la dirección de una escala de grises, en la que existen diversos esquemas que se sitúan a lo largo de un continuo, en cuyos extremos están el MdR (original) y el módulo convencional.

Sin perjuicio de ello, la diferencia fundamental estriba en la gran trascendencia que se otorga en el MdR al fomento de la autonomía del recluso, en la línea de conformar sujetos activos, más aptos para la reinserción, y de estructurar un ambiente de vida lo más “normalizado” posible, esto es, lo más próximo que sea factible a las formas de vida extracarcelarias. Todo ello se plasma, entre otras cuestiones, en las estructuras de participación anteriormente mencionadas". 

¿Hay algún estudio que avale el impacto positivo de estos módulos en la evolución de sus internos?

"Hasta donde alcanzo a ver, no existe ningún estudio propiamente criminológico que haya evaluado de forma exhaustiva el programa de los MdR. Sí hay, en cambio, estudios académicos parciales, que abordan algunos aspectos concretos (por ejemplo, la aplicación de los MdR en el caso de las mujeres reclusas) y algunos documentos institucionales que hacen balance de la implementación del programa. Se trata, con todo, de informes de alcance limitado, en relación con los cuales no puede hablarse de una verdadera evaluación, de amplio alcance. En consecuencia, estamos aún en una fase inicial por lo que se refiere a los conocimientos sobre rendimientos y resultados del programa de MdR".

-------------------------()------------------------

Nota de prensa.

-------------------------()------------------------

Síguenos en:

Facebook

Twitter

Google+

Youtube

Blog UNED Sénior A Coruña

Educación, 3 15011 A Coruña - (A Coruña). Tel. 981 14 50 51 info@a-coruna.uned.es