Mapa web
Youtube
Campus UNED

“El duro camino pasó por aprender a manejar el ordenador, el Word, Internet… siempre algún escollo que sortear, pero siempre avanzando a la par el estudio y la vida.”

14 de noviembre de 2018

María Mercedes Penas Peón se graduó en Historia del Arte en el curso académico 2017/18.

María Mercedes Penas Peón, estudió 1º de CC Químicas y un curso de secretariado en la Academia Juan Flórez, al tiempo que preparaba su entrada en unos grandes almacenes, en 1986, ocupación que sigue desempeñando hasta el momento. También cursó varios años Corte y Confección. Habla gallego y un poco de inglés. En el curso académico 2017/18 se graduó en Historia del Arte por la UNED, recibiendo su diploma el pasado 11 de octubre en el Acto Oficial de Apertura del actual curso académico. 

 

¿Por qué decidiste realizar el Grado de Historia del Arte en la UNED?

Yo comencé estudiando la licenciatura de Historia, y cuando nos cambiamos al plan Bolonia, al dividirse la carrera en dos, elegí Arte un poco por las asignaturas, pero también me hubiera gustado la rama de Geografía e Historia.

 

¿Cuáles fueron los objetivos iniciales cuando te matriculaste por primera vez? ¿Personales o profesionales?

La verdad, empecé un poco empujada por mi hermana Maika. Tenía los tres niños pequeños y pasaba los días en la Torre leyendo mientras los esperaba durante los entrenamientos (cierto es que leía incluso cuando jugaban, pues a mí el fútbol no me interesa mucho). Un año me dijo que era una pena que no aprovechase ese tiempo para estudiar algo en serio. No sabía ni que existía la UNED, pero después de muchos trámites, comencé la licenciatura de Historia.

 

¿Cómo describirías el proceso en estos años de estudio? ¿Sientes que como estudiante has tenido una evolución en tu forma y tiempo de trabajo y de estudio desde los inicios?

Diría que la evolución ha sido “brutal”. Nunca olvidaré mi primer examen, de Prehistoria, un tocho, y lo había estudiado entero; me equivoqué en una pregunta y cuando iba a repetirla no pude porque me estaba orinando, no podía más y tuve que salir sin terminar. Creo que quité un 7 y la lección de ir al baño siempre antes de entrar.

Durante los primeros años, no estaba todo tan informatizado, y yo estudiaba todos los textos; tardé tiempo en aprender a resumir, buscar información, … es difícil después de tanto tiempo sin estudiar y con la vida que yo llevo (entre el trabajo, los niños, familia… parecía a veces que todo se ponía en contra). El tiempo me enseñó que no se necesitaban muchas horas (como algunos compañeros, que quedaban y estudiaban juntos, y a los que en el fondo envidiaba) sino tiempo de calidad, y se ve que lo conseguí, porque los resultados no me fueron tan mal.

Lo que si diré es que me “ponía atacada” en época de los exámenes y siempre decidía dejarlo… pero luego mi familia me animaba y aquí estoy. El duro camino pasó por aprender a manejar el ordenador, el Word, Internet… siempre algún escollo que sortear, pero siempre avanzando, a la par el estudio y la vida. En este sentido todas las herramientas que he usado me han servido y ayudado en mi hora diaria y agradezco muchísimo el tener una ocupación alternativa a la vida rutinaria que yo tengo, y ahora que he terminado, echaré de menos la actividad intelectual, seguro.

 

En tu opinión y en el plano profesional, ¿qué te va a aportar esta titulación a corto y medio plazo?

Con la situación actual laboral tan precaria, no espero la verdad gran cosa, pero me encantaría dar un vuelco a mi profesión a pesar de que tengo 54 años, y a veces no me veo en edad de cambiar, pero quizá lo intentaré.

 

¿Cómo ha vivido tu entorno estos años de estudio? ¿Has tenido que sacrificar tiempo, renuncias...?

Para mí han sido durísimos los meses de diciembre y enero durante todos estos años, pues en mi trabajo doblamos horarios, trabajamos festivos, tenemos exceso de trabajo… estudiar en esos meses para los exámenes de febrero ha sido lo peor. El segundo semestre solía ser más fácil, pero dejaba todo de lado, excepto el trabajo: ¡cómo me molestaba el tener fiestas, cenas o celebraciones!, pasaba de la casa y aún si me apuro de los niños, y mandaba a mi marido con alguien siempre que podía. Mi entorno familiar me apoyaba para que estudiara, pero sé que mi esposo lo pasaba fatal por tener que estar solo, y cuando salíamos, siempre lo apremiaba, y en el fondo, todo esto te hace sentir mal y plantearte que no es tu cometido, ¿por qué tienes que estudiar?, ¿no habrá tareas suficientes que realizar?... Y ya no digamos cuando en las vacaciones, (como casi siempre dejaba una del primer cuatrimestre para septiembre) tenía que estar estudiando en la playa o en la piscina.

 

Un pequeño juego: tres adjetivos positivos y tres no tan positivos de tu paso por esta Universidad.

Positivos: disciplina, para llevar todo al día; orgullo, el que sientes por los resultados; paciencia, para seguir perseverando y no desfallecer.

Negativos: desesperación, cuando no te salen las cosas como deseas; impotencia, ante la actitud negativa de algún profesor; agotamiento, por el esfuerzo realizado.

 

¿Te animas a seguir estudiando?

Me encantaría hacerlo, y llevo dos meses dándole vueltas a las titulaciones, incluidas las de los cursos de idiomas, pero no son compatibles con mis horarios; y, por otro lado, después del TFG pienso que debería descansar un poco… pero estoy preparando el examen del CELGA 4 que no tenía y el CAP… al final, lo que sucede es que: “a cabeza non para”.

  

Imagen: Mercedes Penas Peón. 

--------------------------------------{}-------------------------------------

Síguenos en:

Facebook

Twitter

Google+

Youtube

Blog UNED Sénior A Coruña

Educación, 3 15011 A Coruña - (A Coruña). Tel. 981 14 50 51 info@a-coruna.uned.es